6 pensamientos en “Delirium AM The Lancet

  1. Medicina, UCR.
    Curso de Geriatría I – 2016
    Dra. Barrientos Calvo
    Estudiante: Christian Mariano Rojas Sánchez

    Comentario sobre el artículo ¨Delirium in elderly people¨

    Un delirium es un estado agudo de deterioro de la consciencia, de causa multifactorial. Sus principales síntomas son la inatención, la consciencia alterada y deterioro cognitivo agudo; todos los síntomas pueden fluctuar. El patrón multifactorial se compone primordialmente de dos elementos, factores de riesgo o predisponentes, y factores desencadenantes; entre más factores de riesgo tenga el paciente, menor será la magnitud del factor precipitante necesaria para provocar un delirium, es decir más fácil es que curse con delirium. Por el contrario, entre más sano sea el paciente, mayor deberá ser la magnitud del desencadenante para que padezca un delirium. El delirium se presenta comúnmente en poblaciones de riesgo como adultos mayores con comorbilidades importantes y en población pediátrica por la inmadurez de su sistema neuronal; también es muy común por el uso de drogas psicoactivas y anestésicos generales. Puede utilizarse como indicador de la calidad de la atención medica que recibe un adulto mayor, ya que puede traducir un mal manejo de su esfera cuadrifuncional. El delirium debe tratarse como una emergencia médica ya que puede asociarse a comorbilidades importantes como deterioro cognitivo, disminución de la funcionalidad del paciente e incrementa el riesgo de muerte del mismo, así como puede ser indicativo de que el paciente tiene alguna patología importante de fondo. Puede relacionarse con demencia y llevar a esta o ser causado por esta, aunque no haya evidencia clara de cómo se da este proceso. Para evaluar el deliruim deben utilizarse factores como una historia clínica detallada por un observador o testigo, el examen físico del clínico y la evaluación del estado cognitivo (para el cual se pueden utilizar distintas escalas), estos permiten enfocarse en cosas vitales como: la seguridad del paciente, la identificación de la o las causas y el manejo de los síntomas, así como diferenciarlo de una demencia. El tratamiento más efectivo en el manejo y mejoramiento del pronóstico es el No-farmacológico, que engloba medidas como reorientación, disminuir dosis de drogas psicoactivas, promover un buen sueño, mantener una buena hidratación y nutrición, entre otros. Tan importante como el tratamiento es la prevención del delirium, la cual debe estar enfocada en los factores de riesgo, así como en una correcta capacitación de los clínicos para intervenir en estos factores de riesgo.

  2. Rotación de Geriatría. Estudiante: Daniela Andrea Ruepert. B25988
    Delirum en personas adultos mayores
    Delirum es un desorden relativamente frecuente agudo de la atención y cognición en adultos mayores y muchas veces es serio, costoso, poco diagnosticado y puede llevar aumento en el deterioro cognitivo e inclusive se ha asociado a mortalidad. La importancia del tema radica a pesar de la frecuencia de este desorden es altamente subdiagnosticado, poco comprendido y muchas veces prevenible. Los adultos mayores son más vulnerables por los distintos cambios y disminución normal de la funciones cognitivas por el proceso de envejecimiento. Este desorden se puede considerar como un síndrome de falla cerebral aguda. Es un proceso multifactorial, incluyendo una interrelación factores predisponentes y factores precipitantes o o noxas Existe una gran cantidad de factores de riesgo incluyendo impedimento visual, pacientes alcohólicos, mayores de 70 años y la presencia de otras enfermedades o comorbilidades. Entre los factores precipitantes se encuentran e uso de distintos medicamentos y principalmente la polifarmacia y alteraciones bioquímicas. La fisiopatología del delirum es compleja y se considera que los distintos factores llevan a una disrupción en una red neuronal amplia, sin embargo el mecanismo por el cual esto ocurre es desconocido se han propuesto una serie de teorías asociadas a distintas alteraciones bioquímicas, neurotransmisiones e inflamación.El diagnóstico es clínico donde las dos caracterizar importantes es el inicio agudo y la fluctuación de los síntomas de inatención, alteraciones de la conciencia y cognición durante el día. Los criterios diagnósticos se encuentran en el DSM 5 y también se han desarrollado una gran cantidad de escalas para la sospecha clínica. Por otro lado es también importante obtener información de un familiar o cuidador de la persona para poder establecer la evolución de los síntomas para poder hacer el diagnostico. El tratamiento temprano y correcto es importante para prevenir al máximo posible las complicaciones. Los tres pilares del tratamiento incluyen mantener la seguridad del paciente, indentificar las causas y el manejo de los síntomas. Es muy importante que el delirum se debe considerar una emergencia médica y se debe tratar como tal. Se debe buscar tratamientos que aceleran la recuperación de pacientes y maximizando la funcionalidad y el resultado clínico. Además el tratamiento no farmacológico es también importante en esta patología. Es necesario trabajar en la prevención, diagnóstico temprano y manejo adecuado de esta patología, evitando complicaciones.

  3. El delirium es un trastorno agudo en donde se deteriora la función cognitiva de manera abrupta y sin un antecedente de deterioro previo; llevando a desorientación, incapacidad para concentrarse, letargia y otros. El delirium es reversible y multifactorial, y suele ser la manifestación de algún otro trastorno que el organismo esté experimentando (desorden hidroelectrolítico, infecciones urinarias, postoperatorio…)
    Se puede presentar en la población general, pero que es más común observarlo en niños y en adultos mayores debido a la inmadurez neuronal en unos y al acumulo de cuerpos neuronales, factores proinflamatorios y envejecimiento cerebral en general en los otros; lo que los convierte en blancos más susceptibles.
    La susceptibilidad es uno de los principales factores para el desarrollo del delirium, ya que un estímulo que probablemente en condiciones normales no generaría un trastorno mayor en el paciente, en condiciones de susceptibilidad si lo genera.
    Es importante buscar el generador del delirium y tratarlo, pero es importante también asegurarse de que el paciente se encuentre en su máximo confort hasta sacarlo de dicho cuadro, por lo que se deben tratar los síntomas.
    Cada episodio de delirium es único, por lo que conocer la fisiopatología es difícil, al mismo tiempo que esto condiciona que el manejo de los cuadros deba ser individualizado, siempre asegurándose de la seguridad del paciente, de encontrar la causa y de tratar los síntomas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s